RETIRO DETOX PARA LA MUJER

RETIRO DETOX PARA LA MUJER
Septiembre 15, 16 y 17  

Un fin de semana completo para sumergirte en las enseñanzas de la macrobiótica y la salud energética en el entorno incomparable de Mar de Fulles.

Dirigido y diseñado con mucho amor por Natalia Restrepo, apasionada y especialista en la salud para la mujer. 






con la participación de Sergio Cárdenas especialista shiatsu y director de la escuela Escuela de Shiatsu HARA DO reconocida en españa por la APSE, que impartirá un apasionate taller dedicado a la belleza y la salud a través de puntos específicos que se encuentran en el cuerpo. También tendremos a Lola y Rosa Enguidanos de Centro de terapias naturales Esencias Matilda, especialistas en aceites esenciales ecológicos y esencias florales, que impartirán un taller ( que no os podeís perder) en el que conoceremos los agentes activos de los aceites esencilaes para usarlos en nuestra vida diaria y asi euilibrar nuestra energía femenina.

Natalia Restrepo impartirá un workshop de alimentación y salud para la mujer basado en una macrobiótica contemporánea. La macrobiótica que lleva aprendiendo durante años en el Instituto Macrobiótico de España con proferores de re nombre como su propia madre Patricia Restrepo o el gran maestro Francisco Varatojo, o Bill TaraDenny WaxmanKen Prange, entre otros muchos.
Será un workshop profundo y calrificador para entender la energía de los alimentos y su efecto en nuestro cuerpo.

Este será un fin de semana sagrado, en el que sin duda te irás a casa empoderada con tu sabiduría femenina, y con muchas claves para cuidarte y sentirte mejor.

A todo esto Natalia os regalará a cada una la Fertility box para la mujer! Un regalo excusivo para que podaís poner en práctica todo lo aprendido en el taller de aceites esenciles!



Desayunos, comidas y cenas están incluidos. Natalia se encargará especialmente de diseñar los menús con el objetivo de relajar, cuidar y nutrir nuestra energía femenina. Será el cualificado equipo de cocina de “Mar de fulles” quien se encargará de prepararlos, con una cuidada selección de ingredientes procedentes de su huerto ecológico, a tan solo unos metros de la cocina.

“Mar de fulles” es un eco-hotel localizado en el centro de la naturaleza, entre el mar y la montaña, atan solo 50 km de Valencia.

Aprovecha esta ocasión única para reconciliarte con tu esencia más profunda, alinear tus sentidos y desintoxicar tu cuerpo en un fin de semana maravilloso, profundo y divertido.

*Para aquellas personas que no dispongan de transporte, organizaremos los coches disponibles para facilitar el desplazamiento.

Itinerario:

VIERNES

15:00 pm / 16:00 pm - Llegada
18:30 pm - presentación / clase de yoga
21:00 pm - Cena


SÁBADO

08:00 am - Zumo detox para la mujer
08:30 am - Clase de yoga
10:00 am - Desayuno
12:00 pm - Charla/ curso energía de la mujer
14:30 pm - Comida

TIEMPO LIBRE ( OPCIÓN CONSULTA PERSONALIZADA CON NATALIA)

17:00 pm - Taller shiatsu para la mujer
21:00 pm - cena

DOMINGO

08:00 am - Zumo detox para la mujer
08:30 am - Clase de yoga
10:00 am - Desayuno
12:00 pm - Taller aceites esenciales para la mujer
14:30 pm - Comida
17:00 pm - yoga y meditación despedida
18:30 pm - infusión
19:00 pm - salida de Mar de Fulles


El fin de semana incluye:
- 4h y media de yoga y meditación para la mujer
- 8h de talleres y teoría de alimentación para la mujer según dieta macrobiótica, shiatsu y aromaterapía
- Desayuno, comida y cena todas detox teniendo en cuenta la energía femenina.
- Fertility box de regalo
- Dossier de trabajo

Extras:

- Puedes pasar una consulta de nutrición personalizada con Natalia

Si deseas informarte de las diferentes tarifas, escribe a cadacelulaunagalaxia@gmail.com o llama al 671428018 ( Natalia te atenderá personalmente)


*Las plzas para este evento son limitadas

0 comentarios:

SER MUJER HOY

Son las seis de la mañana. Entreveo la luz del amanecer mientras me despido de los vestigios de mis sueños. Despertar lleva su proceso. Descender del viaje de la mente hacia la cama sólida es como un nacimiento cada día.
Enciendo las luces, estiro el cuerpo, me lavo los dientes, me mojo la cara, me miro el espejo y ahí estoy.
Suspiro.
En una fracción de segundo ordeno mi día en la mente.
Despierta a tu hija, desayuna con calma, llévala al cole, piensa en la comida, mira la agenda, cuantas consultas tienes hoy, tus horarios de yoga, recoge a Martina, llévala a danza, responde correos, piensa en la cena, no olvides llamar a Lucía (acaba de ser mamá). Escribe lo que te habías propuesto escribir. No olvides meter en tu bolso la ropa de yoga, el ordenador, los cargadores, las llaves del coche, las llaves de casa, el móvil.
Suspiro.
Camino despacio hacia la habitación de Martina, calmada, llena de amor, en busca de su despertar aletargado. Ella va lenta y yo a su compás.
Pero hay días que salir de la cama cuesta más, tienes que salir con fórceps del vientre de tus sueños, y te lavas la cara y no te ves. Caminas despacio y tropiezas y gritas “joder” y una fuerza te empuja a volver a la cama, para desaparecer una hora más. Pero tu hija va al cole, te esperan tus pacientes, tienes que dar tus clases de yoga y todo lo demás.
Existe una ola constante entre el bienestar interior y el malestar interior. A veces estás en la cima de la paz, y a veces te pilla por sorpresa la bajada y te quedas en ella unos días.
Biológicamente, las mujeres  tenemos un aparato reproductor yang, quiere decir que tenemos superioridad biológica porque podemos crear vida, tenemos un cuerpo más eficiente. Necesitamos menos alimentos, menos oxígeno y menos proteína. Sin embargo nuestra esencia o energía es yin.
Como consultora de alimentación para la mujer, veo muchos casos de mujeres que están luchando contra su propia naturaleza.  La de resurgir de la tierra para crecer despacio hacia el cielo y desplegarse como lo hace una planta; abriendo sus hojas al sol, desde dentro hacia la periferia con generosidad.


Tenemos implícita una naturaleza creativa y espléndida que invade de belleza y vida el entorno.
La cuestión es que en esta era frenética, en la que el tiempo se ha convertido en el protagonista de nuestras vidas, los momentos de quietud no existen, y la esencia yin de la mujer  se ha desdibujado  creando confinidad entre lo intelectual y lo verdadero.
El cielo no está separado de la tierra, pero el cielo guarda la fuerza del cosmos, y la tierra la fuerza de las semillas.
El cielo está feliz siendo cielo, la tierra es feliz siendo tierra.
No le pidamos a la tierra estrellas en la noche, no busquemos una luna entre las raíces, no esperemos la salida del sol en los primeros brotes de primavera. Dejemos que el orden natural de la vida siga su curso y unámonos a su inteligencia, para que ser mujer en esta era sin silencios ni quietud, sea más sencillo.
Así que, en esos días que tropiezas sin querer y levantarte es un esfuerzo infinito, cierra los ojos, siente tu respiración, y empieza de nuevo con calma, que quizá estás yendo en contra de tu naturaleza esencial.

Natalia J.Restrepo

0 comentarios: