TE GUSTA COCINAR ?




Desde el IME, te damos la bienvenida para el año lectivo 2015-2016.

En nuestra misión educativa para crear conciencia en estilo de vida y cuidado del medio ambiente cada año el IME otorga diferentes ayudas para la realización de los estudios en Macrobiótica. Para este curso otorga becas del 100% y del 50% del valor del curso.

A. 6 becas para estudiantes de los intensivos de Nivel 1
B. 2 becas reducidas para estudiantes de los intensivos de Nivel 1
C. 1 beca reducida para estudiantes del curso intensivo de Nivel 2
D. 1 beca reducida para estudiantes del curso anual Nivel 1
La concesión de estas becas se regirá por las siguientes bases y requisitos:
A. Para los cursos intensivos de Nivel 1 que se realizan en abril, julio y septiembre, se concederán 6 becas repartidas en 2 becas por curso intensivo, que consisten en la asistencia al curso sin costo alguno para el estudiante, siendo requisitos los que se detallan:
1) Estar en paro.
2) No recibir subsidio por desempleo.
3) Recibir asistencia social (que deberá ser justificado adjuntando la resolución original correspondiente por parte de la asistente social sellada y firmada.
4) Tener entre 18 y 65 años.
5) Poseer un fuerte deseo de cambio (redactar carta y explicar cual es la motivación para hacer el curso).
6) Ser inmigrante con situación de desarraigo
7) Ser diagnosticado con una enfermedad grave y cumplir con el punto 3.
B. Para los cursos intensivos de Nivel 1 que se realizan en septiembre y abril, se concederán 2 becas repartidas en 1 beca por curso intensivo, que consisten en la reducción del 50% del coste del curso, siendo requisitos los que se detallan:
2) Percibir subsidio por desempleo.
Además de cumplir los puntos 1, 4, 5, 7. 
C. Para el curso intensivos de Nivel 2 que se realiza en septiembre, se concederá 1 beca que consiste en la reducción del 50% del coste del curso, siendo requisitos los que se detallan:
2) Percibir subsidio por desempleo.
Además de cumplir los puntos 1, 4, 5, 7. 
D. Para el curso anual de Nivel 1, se concederá 1 beca que consiste en la reducción del 50% del coste del curso, siendo requisitos los que se detallan:
2) Percibir subsidio por desempleo.
Además de cumplir los puntos 1, 4, 5, 7.
El abono del curso se realizará al inicio del mismo.
Contacta con nosotros para realizar tu solicitud cursos@patriciarestrepo.org

0 comentarios:

UN VOLCÁN




“Las faldas de encaje y algodón bordado de María, nunca llegaron a estar por encima de su rodilla hasta cumplir los 20, después nunca volvió a usar falda.
Usaba calcetines siempre blancos por encima de sus tobillos y zapatos azules de internado.
La figura voluptuosa y maciza de María jamás  se disimuló, pese a que su madre se encargaba de vestirla con atuendos pasados de moda, anchos y siempre en tonos grises claros.
María fue una niña con cara de mujer desde muy pequeña. Tenía las cejas marrones y pobladas con la forma larga e interminable de los Andes. De pómulos empinados y una boca gorda y grosera que apetecía morder con los ojos cerrados y sacarle jugo como a un melocotón maduro. Su tez era clara y transparente, sin personalidad, pero contrastaba bien con la sangre de sus ojos verde mediterráneo.
Poseía una inteligencia oculta que guardaba para las noches de lectura y los deberes escolares de 6º grado.
Durante el día, permanecía callada. En clase guardaba silencio, en el patio guardaba silencio.
Al llegar a casa no solo guardaba silencio sino que se escondía de ella misma y simulaba estar tranquila para ayudar a su madre en los quehaceres. 
María no era una joven callada, en realidad, solo estaba aterrada.
Solo con cruzar la puerta de entrada, su cuerpo se encogía y su piel quedaba helada, elevada y tiesa. La mirada permanecía baja de  vergüenza, culpa y desconcierto. Él siempre estaba ahí, soberbio y contundente, con la estampa de un hombre que ha servido a su país y todo lo merece. Sin prejuicios. Con los ojos amarillos y sucios por el alcohol, pero bien abiertos, sin miedo y sin vergüenza.
Fausto era delgado, de piel morena y brillante. Su carne era dura de herencia, como la de su padre Federico, al que vio más de una vez romper la nariz de algún amigo, cuando en tabernas, pasadas las horas y con alcohol en las venas, se metían con su hombría por haber traído solo un hijo al mundo.
A Fausto nunca le gusto estudiar, ni trabajar. Creció creyendo que el hombre, todopoderoso tiene concesiones especiales en la ley universal, y que beber y follar son el premio por ser hijos de Dios.
Su historia no es entretenida, más bien es fastidiosa. A los 37 años conoció a la madre de María, una mujer viuda con una hija y una profunda desolación pasada de rosca que le impedía ver. Y nunca vio. Fue María quien tuvo que ver y soportar a Fausto durante 15 años, hasta que su madre murió y ella se marchó.
La escenas se repitieron cada vez con más frecuencia, con la frecuencia adecuada, cuando Fausto comprendió que María estaba asustada y jamás diría nada.
Unas veces tan solo la acariciaba por debajo de la falda, otras, cuando su madre salía a comprar al supermercado, la ponía de espaldas en la mesa de la cocina, tapaba su boca morbosamente y la embestía dos o tres veces, suficientes para su escasa virilidad y correrse en su carne blanca y pura… Luego la abrazaba fraternalmente y la miraba unos segundos, dando resquicios de amor, que en realidad eran amenazantes instantes cargados de violencia y advertencia. 
Ella nunca contó nada."

                             


La historia de María, es tan sólo una historia de ficción. Pero cada día, cientos de mujeres sufren abusos sexuales en sus edades más tempranas y nunca dicen nada.
Hace poco alguien me pidió que hablara en el blog sobre los abusos y el efecto que éstos tienen en nuestras vidas. Pero yo no soy la persona adecuada para hablar de estos temas, no soy psicóloga ni psiquiatra, pese a mi cercanía con el tema, ya que paso la mitad de mi vida trabajando con mujeres. Sin embargo, pensé que era una buena oportunidad para hacer visible este problema, grandísimo problema, que sufren tantas jóvenes, que no tienen la fuerza de alzar la voz y denunciar acosos sexuales venidos en la mayoría de los casos de sus parientes más cercanos.




“Un informe de la Alta Consejería para la Equidad de la Mujer revela que el 6 por ciento de la población femenina ha sido abusada sexualmente al menos una vez en su vida”
Una mujer es violada cada 7 horas en nuestro país, más de tres al día.
Estos resultados alarmantes son solo el resultado de las denuncias hechas y solo por menores de edad.

Tristemente cada vez hay más mujeres que no denuncian los abusos, según Tina Alarcón de la Asociación de mujeres violadas. "Aunque es un delito que no se puede callar nunca, cada vez hay más mujeres que no denuncian. Dicen: ‘Para qué'".



La tristeza más grande llega, cuando analizas tu entorno y te das cuenta, sin escarbar demasiado, que todos estos actos parecen justificados. 

Solo tenemos que ver el trato que reciben las mujeres en programas de televisión como “ Hombres, mujeres y viceversa” “Quien quiere casarse con mi hijo”, “Next”, “Granjero busca esposa”, “ Adán y Eva”, con un nivel de audiencia elevadísimo y aceptado con tanta normalidad en nuestros días.
Los spots publicitarios en los que la mujer es un objeto de deseo, el continuo avasallamiento de violencia que hay en nuestro lenguaje sin prejuicio, tipo “ hijo/hija de puta”. 
O tan alarmantes frases como “A lo mejor un hombre se emborrachaba y llegaba a su casa y le pegaba a la mujer, pero no la mataba como hoy", algo que explicó el párroco de Canena (Jaén) en su discurso para una comunión "porque antes había un sentido moral", unos "principios cristianos", y "hoy no lo hay".  
O la no tan lejana frase del alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva, “Tú piensa que entras en un ascensor y hay una chica con ganas de buscarte las vueltas. Se mete contigo en el ascensor, se arranca el sujetador o la falda y sale dando gritos de que la has intentado agredir. Por lo tanto, ojo con ese tema, que tiene doble lectura. De ida y de vuelta" "Hay veces que a las 6 de la mañana una mujer sola tiene que cuidar un poco por dónde va” y, por qué no nombrar a  José Manuel Castelo, con su frase “LAS LEYES ESTAN PARA VIOLARLAS, COMO LAS MUJERES” entre una infinidad más de frases y acciones que son aceptadas por un alto porcentaje de nuestra población y van taladrando en nuestro inconsciente colectivo dando normalidad a los millares de abusos sexuales que ocurren cada día cerca, muy cerca de nosotros.
No soy la persona indicada para tratar estos temas, no tengo las herramientas suficientes para ayudarte, pero tengo la consciencia suficiente para darme cuenta de este terrible problema que acecha a las mujeres y creo que cualquier semilla de consciencia que depositemos en nuestra cultura traerá buenos resultados.


“ Igual que un volcán a punto de entrar en erupción, la sociedad que erige el orden social sobre la negación institucionalizada del alma va sufriendo estruendos cada vez más violentos, hasta que parece que la civilización se va a reventar por los costados”



DENISE BRETON Y CHRISTOPHER LARGENT

                                              The Guardian Conspiracy



Empecemos a tomar partido en esta oculta violación al respeto de la mujer, por ser mujer.
Cambiemos nuestras inculcadas y violentas frases que atentan contra nosotras. Criemos a nuestras hijas y nuestros hijos fomentando un respeto integral, unitario y consciente.
Protestemos en contra de toda mención publicitaria que trate a las mujeres como objetos, y sobre todo, hablemos.
Pierde el miedo y denuncia cualquier abuso que hayas sufrido, tu palabra y la de todas hará que el vaso desborde.
Gracias
Natalia

0 comentarios: